Select Page

BIENVENIDA A XANABABY

 

El lugar donde encontrarás las respuestas para lograr que tu bebé y tú estén en armonía.

 

DETRÁS DE CADA HISTORIA HAY UN POR QUÉ

 

 Mi nombre es Marina Ametller Raventos, aunque todos me conocen como Marina Xana, el nombre que tomé después de dar a luz a los proyectos de Xana  y Xana Baby.

Soy mexicana y madre de dos niños inquietos y curiosos como yo. 

Desde muy joven tuve el deseo de descubrir nuevas alternativas para mejorar la calidad de vida de las personas.

Ese deseo me llevó a estudiar química farmacéutica e ingeniería química en México; estudios que complementé en las áreas de naturopatía y nutrición en Londres.

A mis estudios y sobretodo a mis hijos les debo estar hoy aquí. 

Con ellos pasé de la teoría a la práctica y a vivir en carne propia lo que experimentan madres como tú:

Ver que su calidad de vida se va al suelo por falta de sueño y la angustia que produce no saber qué hacer.

A esto se suma la sobreinformación que recibimos a diario sobre cómo deberíamos criar a nuestros hijos… métodos y consejos que muchas veces son contrarios a lo que realmente ellos necesitan y lo que sentimos como madres.

Por eso, decidí tomar este camino…

Mi misión es ayudarte a encontrar el equilibrio entre las necesidades de sueño y alimentación que requiere tu bebé, y las tuyas como madre.

Solo cuando los dos descubren su ritmo de sueño y lo que sus cuerpos necesitan para mantenerse llenos de energía, es cuando logran disfrutar el día a día. 

EL INSTINTO MATERNO VS. LO QUE TE DICEN LOS DEMÁS

 

 

El nacimiento de Leonardo, mi primer hijo, me dejó claro que: nunca estamos 100% preparados para ser padres.

Leonardo nació en Inglaterra, lejos de mi país de origen, de mi familia, mi idioma y mi cultura. 

Sin embargo, me sentía ilusionada y preparada para ser madre. 

La primera noche en el hospital, recibí el primer golpe a ese pilar de conocimientos y creencias que tenía sobre la maternidad. 

Aunque mi hijo dormía sin problemas y estaba bien conmigo, las enfermeras insistían en que debía “acostumbrarlo” a dormir en su cuna para que yo pudiera descansar. 

Una contradicción total a lo que creía y sentía como madre!!!

Desde ese momento, la científica que llevo dentro de mí empezó a cuestionar tanto lo que me decían los demás, como mis propias creencias. 

 

 LA FALTA DE SUEÑO NO ES UN JUEGO

En los siguientes meses experimenté lo que significa pasar una noche tras otra sin conciliar el sueño, porque tu bebé necesita de ti.

Mi deficiencia de sueño llegó a un punto extremo. Y tuve miedo de repetir la historia de mi madre, quien murió en un accidente de auto al quedarse dormida al volante.

Antes del accidente ella tenía los mismos síntomas que yo: olvidaba dónde había puesto las cosas; se tropezaba con frecuencia; estaba nerviosa y cansada porque ya no lograba conciliar el sueño.

Ese miedo me impulsó a buscar de forma activa una solución a mi problema.

ENTRENAR A TU BEBÉ NO ES LA ÚNICA SALIDA


Acudí a las consultoras especializadas en bebés, pediatras, leí libros, páginas web, intenté diferentes métodos, fórmulas, todo lo que me decían.

La mayoría de expertos coincidían en que debía “entrenar” a mi hijo para dormir solo. Y eso implicaba dejarlo llorar sólo en su habitación… pensarlo me apretaba el corazón.

Pero estaba tan desesperada, que lo intenté…

El resultado: aunque mi hijo logró dormir un poco por algunas noches, durante el día estaba ansioso, enojado y distante. Y después empezaron las pesadillas nocturnas.

Entonces busqué otros métodos y me encontré con toda la filosofía del apego: dormir con niños; cumplir con todas sus necesidades y deseos; dar pecho a demanda; estar cerca, dar presencia y en resumen, anteponer las necesidades del bebé sobre las tuyas.

El resultado: Leonardo empezó a despertar cada hora!

Con todas éstas experiencias, terminó mi búsqueda de métodos y fórmulas.

Empezó mi búsqueda científica para encontrar una solución que equilibrara mis necesidades con las de mi bebé, para que los dos pudiéramos estar en armonía: de día y de noche.

UNA APP PARA AYUDARTE A ENCONTRAR EL EQUILIBRIO

Los conocimientos que traía de la academia y mi propia experiencia como madre, me llevaron a idear un modelo matemático que calcula la hora ideal en la cual un bebé debe conciliar el sueño (de día y noche), para que logre dormir y descansar. 

Me llevó 6 años pulir este modelo matemático que hoy es la base de la aplicación móvil Xana Baby Sleep, el primer hijo de Xana Baby.

Mi objetivo con es esta aplicación es ayudar a madres agotadas a optimizar el sueño de sus bebés, entendiendo sus ritmos, sus necesidades pero también las suyas como madres.

Por eso, la app está diseñada para ayudarte a identificar el nivel de cansancio de tu bebé, para que sepas cuándo es la hora óptima de cada siesta y el momento ideal para ir a la cama.

Como soy consciente que un bebé con hambre no duerme, incluí dentro del algoritmo la posibilidad de calcular cuánto debe comer tu bebé durante el día. De esta forma no despertará en la noche por falta de alimento.

La app está disponible por el momento sólo en la compra del Programa Vuelve a Soñar…

 Esta es mi forma de contribuir al mundo con un regalo para ti y todas las madres agotadas, que quieren lo mejor para sus bebés; mamás dispuestas a buscar soluciones para disfrutar de la crianza de forma respetuosa.

Open chat
1
Abrir chat
Hola, soy Marina.
¿Tienes alguna duda?
Powered by